Ventilación Mecánica

En la fase activa del ciclo respiratorio, el ventilador genera una presión positiva, forzando la entrada de aire en la vía central y en los alveolos. Esta ayuda del ventilador puede desarrollarse con ventilación mecánica invasiva a través de un tubo orotraqueal y no invasiva a través de distintos tipos de interfase.

De esta manera la ventilación mecánica proporciona movimiento de gases en la vía aérea, pero no asegura el intercambio gaseoso, por eso el equipo no debe ser llamado respirador, sino, ventilador. 

Para establecer una adecuada programación del ventilador mecánico, comprender qué se le debe ajustar al equipo para mejorar el estado clínico ventilatorio del paciente, se deben entender las propiedades fisiológicas y anatómicas del sistema respiratorio y ambientales y aplicarlas a la ventilación mecánica.

La utilidad de la ventilación mecánica es de tal magnitud que la convierte en uno de los principales métodos de soporte de las funciones respiratorias y cardiacas en patologías de estos sistemas, aunque su aplicación no está exenta de complicaciones y además, el soporte ventilatorio es una indicación absoluta de ingreso a UCI.

En la ventilación asistida, se deben establecer parámetros al ventilador, realizar una adecuada programación, parámetros que están basados en la función de las necesidades y patología del paciente.

Dentro de los parámetros programables está el volumen tidal, la PEEP, la FR, el flujo inspiratorio, la relación I:E, el modo ventilatorio en función de las necesidades y por supuesto dependen del ventilador disponible, entre otros.

Si mi paciente conserva estímulo respiratorio podría programar un modo de ventilación con presión positiva continua en la vía aérea o CPAP, o dependiendo de las características del sistema respiratorio podría programar una ventilación A/C controlada por volumen con flujo que puede ser constante o desacelerado, o A/C por presión donde se evitarán riesgos producidos por volúmenes demasiado altos, ya que le modo asegura que nunca se sobrepasará el límite de presión, o podría programar yna ventilación A/C por volumen y regulada por presión adaptándose la situación del sistema respiratorio.

Determinar parámetros específicos como estrategia de ventilación pulmonar protectora, en especial en pacientes con SDRA, disminuye en estos pacientes los daños pulmonares mientras mejora la patología.

A través de la VMNI buscamos impactar en la mortalidad, pero lo más importante es garantizar la adaptación del paciente mientras se normaliza el intercambio gaseoso y se minimiza el trabajo respiratorio del paciente. Al igual que la ventilación invasiva, puede generar efectos secundarios.

Otro de los componentes importantes de la ventilación mecánica es la liberación o el llamado “destete” (weaning) de la ventilación mecánica, donde gradualmente se va a ir transfiriendo el trabajo respiratorio realizado por el ventilador al paciente y que fundamentalmente se basa en pruebas de ventilación espontánea y otras, para evitar la extubación precoz y la desconexión tardía del paciente, además que hay condiciones clónicas que deben cumplirse y que se evalúan diariamente para comenzar el proceso de liberación del ventilador mecánico.

¿Qué hacer si debo ventilar a mi paciente, cómo programo el ventilador para invasiva uy no invasiva, cómo sé que una prueba de liberación de la ventilación va a ser exitosa, cómo ventilo al paciente que ha desdarrollado un SDRA?

Desarrolla tus habilidades en el manejo del ventilador mecánico, con conceptos claros, básicos y puntuales. ¡Entrénate!

 

Editor: Dra. Nereida Itzel Quintero Arauz - Especialista en Anestesiología y Reanimación 

Instructora Internacional Salamandra en Cuidado Intensivo

 

 

Oficinas Administrativas: 

Brown Norte 100 – Edificio Officelife Oficina 608, Santiago-Región Metropolitana
Cel: +56 9 3377 8313 / +56 9 3377 8352  / Oficina Fijo: +562-32242672 

© 2018 - Salamandra Centro Internacional de Entrenamiento